Armando Manzanero

Compositor


En 1997 alguien se acordaba de 1967. Y era nada menos que Carlos Monsiváis, quien decía que entonces, treinta años después, el sitio de Manzanero sólo podría ocuparlo Manzanero. Decía que Manzanero sabe integrar sus canciones a la vida emocional de sus oyentes y que es un maestro de las armonías y autor de las declaraciones de amor como declaraciones de bienes anímicos.

En el presente, ya bien entrados en el nuevo milenio, la afirmación de Monsiváis no tiene por qué cambiar, antes bien ha de cobrar más fuerza. Es Manzanero un compositor indiscutible, sólo reemplazable por él mismo y un artista que además de llevar la esencia del llamado romanticismo va mucho más allá. En principio, porque ha logrado trasplantar las motivaciones interpretadoras de su música, embajadora de México, al resto del mundo. Y sobre todo, porque ha mantenido, pese a cualquiera nueva tendencia, la esencia vital del amor como tema vértice y a sus incontables manifestaciones como puertas a la misma esencia universal de las sensaciones y los sentimientos individuales.

Parece que fue ayer…

Nada hay en la vida de Armando Manzanero que no remita a su música. Armónica, sin escándalos y esencialmente ordenada, su trayectoria ha transcurrido, desde su nacimiento, el 7 de diciembre de 1935, hasta sus más recientes producciones, con muchas más luces que sombras y bajo la constante indiscutible del trabajo, el oficio y la disciplina.

Manzanero nació en la ciudad de Mérida, capital del Estado de Yucatán, en México, cuna de numerosos compositores y terreno fértil para trovadores, inspirados y románticos. Hijo de uno de los músicos fundadores de la orquesta Típica Yucalpetén, Manzanero estuvo cerca de la música desde su llegada al mundo.

Comenzó a estudiar en la Escuela de Bellas Artes de Mérida a los ocho años de edad, y posteriormente recibió formación musical de maestros como Mario Ruiz Armengol, Chucho Zarzosa y Vicente Garrido, en la ciudad de México.

Aunque compositor de siempre (mucho se ha hablado de su primera canción: “Nunca en el Mundo”, que data del año de 1950 y de la que se han realizado más de 20 versiones), Manzanero comenzó a dedicarse profesionalmente a la Música en 1957, en Mérida, como pianista.

Luego se trasladó a la ciudad de México, donde fue acompañante de intérpretes reconocidos del horizonte musical de nuestro país, como Lucho Gatica, Pedro Vargas, Carmela y Rafael, Luís Demetrio, Daniel Riolobos y José José entre otros muchos.

Ese mismo año, comenzó a trabajar como promotor de la editora musical EMMI y Director Musical de la CBS Internacional (hoy SONY).
Fue desde entonces, y gracias a virtudes como la sensibilidad, la creatividad y la visión, cuando comenzó su labor de productor musical, actividad en la que continua hasta hoy. Entre los primeros, destacan los de “La Sonora Santanera” y Sonia López y en los años 60, los de Angélica María, además de música para cine. En años más recientes, entre otros artistas cuyas producciones han estado en manos de Manzanero, están María Conchita Alonso, los españoles Amaya, Dyango y Presuntos Implicados, los mexicanos Luís Miguel y Carlos Cuevas. Además trabajó para Hollywood en la producción musical de “No sé tu” para la película “Speechless”.

Todos los caminos…

A la par que el Manzanero pianista, intérprete o productor, el Manzanero compositor comenzó también desde muy pronto, o quizá incluso antes que los “otros tres”. Si tomamos en cuenta que su primera canción grabada, como ya mencionamos, es “Nunca en el Mundo” y que data de 1950, que en 1957 Boby Capó grabó “Llorando Estoy” y que el mismo Lucho Gatica grabó “Voy a apagar la luz; a la fecha se puede hablar entonces de más de medio siglo de canciones de Manzanero sonando en la radios y cantadas y repetidas por innumerables voces. Y aquellas primeras grabaciones constituirían el principal acceso para el maestro Manzanero a su reconocimiento como compositor internacional.

Por eso no debe sorprender, a la fecha, saber que ha escrito más de 400 canciones y que de ellas más de 50 han obtenido fama internacional.

En 1959, grabó su primer disco con canciones de su autoría, y en 1969, Carlos Lico colocó su balada “No” en los primeros lugares de las listas de popularidad de toda Latinoamérica.

Además, sus canciones, traducidas o no, han sido interpretadas por voces como las de Hedí Gorme, Jhonny Marthis, Paul Muriat, Raphael, Tony Bennet, Frank Sinatra, Elvis Presley, Elis Regina, María Medina, Angélica María y Luís Miguel.

En los años 90, estuvo también a cargo de varios soundtracks de recientes telenovelas, como Nada Personal y Mirada de Mujer, ambas de Televisión Azteca, por sólo mencionar dos casos.

Y en el 2000 grabó su disco “Duetos”, un homenaje de los artistas a Armando Manzanero, en el que se escuchan, a dúo con el maestro e interpretando sus canciones, a importantes voces del pop contemporáneo como Alejandro Sanz, Malú, Presuntos Implicados, La Barbería del sur, Miguel Bosé, Ariel Roth, Lolita, Café Quijano, La Unión, Cómplices, Lidia, Pancho Céspedes, Ricardo Montaner, Juan Pablo Manzanero, Lucero y Edith Márquez.

Y sobre todo y quizá esto sea lo más trascendente, sus canciones se siguen escuchando, repetidas una y otra vez en las guitarras anónimas de quien regala una serenata, del bohemio que lleva la alegría a una fiesta familiar o del pianista que en armonías distintas, hace “cantar” a su instrumento la música de Manzanero.

Felicidad…

Aunque son muchos, no está de más recordar brevemente los reconocimientos a los que ha sido merecedor el maestro Manzanero:

  • Quinto lugar en el 1er Festival de la Canción en el Palacio de la Bellas Artes, en 1962
  • Primer lugar en el 1er Festival de la Canción de Miami con el tema “Cuando estoy Contigo” en 1965.
  • Reconocimiento internacional a su disco “A mi amor, con mi amor” que incluye 12 temas.
  • “Somos novios”, grabada por Perry como grabó con el de “Its Imposible” fue nominada para un premio Grammy en 1970.
  • En 1978, durante el Festival de Mallorca, obtuvo el 1er lugar con la canción “Señor Amor” interpretada por Dulce.
  • Entre 1978 y 1982, en Tokio, Japón, con “Es mi corazón un vagabundo” y “Corazón amigo” éxito en el Festival Yamaha.
  • En 1993 obtuvo premio “A la excelencia” por su trayectoria artística otorgado por la “Billboard Magazine”.
  • En 1994, sus melodías “No se tú” y “Adoro” acapararon todos los premios a nivel mundial, los más importantes el “Billboard” y ASCAP, como las melodías más escuchadas durante el año.
  • Y en el 2001, el disco Duetos ganó el Grammy Latino en la categoría “Mejor álbum vocal pop para grupo o dúo”.



Cuando estoy contigo…

Con sus presentaciones en vivo, Manzanero sigue vigente, próximo al público que lo ha seguido durante largo tiempo. Así ha recorrido el Continente Americano y el mundo entero. Algunas de sus presentaciones en vivo han sido en el Lincoln Center y Madison Square Garden, en Nueva Cork, el Memorial en Sao Paulo Brasil, Canecao en Río de Janeiro, Teatro Colón en Argentina, Sport Arena en California, Teatro Colsubsidio en Colombia, teatro Teresa Carreño de Caracas y la Sala Nezahualcoyotl en México, por sólo mencionar algunas.

También apadrinó en el año 2000, cinco conciertos en su natal Mérida, en los que presentó a artistas invitados con motivo de la designación de esta ciudad como la Capital Americana de la Cultura en ese año.

Todavía….

Mucho más allá de la “Leyenda viviente”, del autor de canciones y productor de discos ganadores de premios “Grammy” y de tener su nombre en luces de marquesina, por encima de estar además considerado como uno de los máximos exponentes de la música latina y el bolero moderno, Manzanero es en esencia, el mismo compositor, y el mismo autor al mismo piano, con la misma voz que sugiere suavemente y dice al oído las letras de sus canciones, tan íntimas que quien las oye, llega a veces a imaginar que fueran escritas especialmente para sí.

“El mejor idioma para el amor con las canciones” ha dicho el maestro Manzanero, y este idioma ha hecho trascender Contigo Aprendí, Mía, Adoro, Esta tarde vi llover, Un loco como yo, Voy a apagar la luz, Todavía, Como yo te amé, No, Somos novios, Parece que fue ayer, Cuando estoy contigo, Te extraño, Señor amor, y recientemente “ Por debajo de la mesa”, “No se tú”, “Nada personal” y “Antes de, después de”, que con muchas otras más forman parte ya, seguramente, de los cancioneros íntimos de numerosas personas.

“Lo bueno de Manzanero es que todo cuadra en su persona” dice Nacho Mañó, “cuando uno escucha sus canciones y conoce a la persona es auténtico, verdadero. Armando es una persona de una sensibilidad extraordinaria, es un ser que irradia lo que irradian sus canciones. Tiene lo que sólo los grandes creadores poseen: una fórmula que nace de la intuición y un vocabulario musical mediante el que ha elaborado un concepto original del bolero contemporáneo que él se ha inventado. Manzanero forma parte de esa gente que ama la música de la manera más profunda, disfrutando al cantar, tocar el piano y escribir canciones”.

Ganador de Grammy en el 2002, por Duetos I, como el mejor disco del año de duetos.

En el Instituto Mexicano de la Radio, tiene un programa desde hace 18 años que se transmite por la XEB la “B” grande de México primera estación que transmitió en la ciudad de México.
El programa se llama “Manzanero presenta”. además de contar con distinguidos invitados el Mtro. deleita al público con su charla amena y divertida.

Desde abril de 20004 tiene un programa de TV en el Canal 22, televisora estatal que se dedica a difundir la cultura en México. “EL ESTUDIO DE MANZANERO”. Cumplió su primera temporada con gran éxito, recibiendo a artistas de de primer nivel; nacionales como internacionales (Miguel Bosé, Marco Antonio Muñiz, Alejandro Sanz, Angélica María, Raphael, Alberto Cortés, por mencionar algunos) y teniendo como objetivo principal ser una plataforma para que nuevos artistas y compositores, tengan un foro dónde presentar su trabajo, ya que para el Mtro. Manzanero ha sido prioridad en su vida, apoyar y ayudar a otros artistas.

Actualmente se está preparando la tercera temporada de este mismo programa.
A partir de diciembre de 2007, se desempeña como Presidente Adjunto, de la SACM.

Desde el mes de agosto del 2010 asume en su totalidad el alto cargo de Presidente de la Sociedad de Autores y Compositores de México, tarea a la que le dedica mucho tiempo, esfuerzo, compromiso y amor, luchando por y para que los compositores, sean reconocidos y les sean retribuidos económicamente sus talentos…

En enero del 2014 la Academia de la Grabación le reconoce otorgándole el Lifetime Achievement Award Grammy a la Trayectoria Artística siendo el quinto artista Latinoamericano en recibir este honor y el primer mexicano. (Andrés Segovia, Pablo Casals, Tito Puente y Antonio Carlos Jobim).

El reconocimiento es significativo porque proviene de la Academia, compuesta por intérpretes, compositores, productores y técnicos del mundo musical, tanto de Latinoamérica y Estados Unidos.

En noviembre del 2015 la OEA le otorgó el Premio Patrimonio Cultural de las Américas, siendo el primer compositor mexicano en recibirlo.

En septiembre de 2016 fue merecedor de la medalla “Eligio Ancona” que entrega el gobierno de Yucatán desde 1960 a los hombres y mujeres que aportan logros y conocimientos para elevar el nivel cultural y científico de la entidad.

Carlos Spierer

Director de Orquesta


Creció en Berlin y empezó a tocar el violín y el piano a la edad de 6 años. Siguió sus estudios de violin con Fredell Lack en la Universidad de Houston, Texas. Entre 1984 y 1990 estudió Dirección con Klauspeter Seibel en la Hochschule fu¨r Musik de Hamburgo. Participó en las clases magistrales de Franco Ferrera, Ferdinand Leitner y Leonard Bernstein en el Festival de Música Schleswig-Holstein, donde obtuvo el primer lugar en la Competencia de Dirección 1997.

De 1990 1995 fue parte de la Casa de Opera de Kiel, Alemania, como maestro repetidor y asistente del Director Musical. En 1997 fue nombrado Director Artístico y Director Musical de la Orquesta Sinfónica de Gävle en Suecia. Igualmente, fue Director Artístico y Director Titular de la Orquesta Sinfónica de Minería en la Ciudad de México (2003-2005), además de Director Musical de la Ópera de Giessen, en Alemania (2003-2011).

Carlos Spierer ha colaborado con orquestas de renombre como la Orquesta de la Radio Frankfurt, la Komische Oper Berlin, la Filarmónica de Bremen, la Filarmónica de Essen, la Orquesta de la Radio Bruselas, Orquesta Sinfónica de Luisiana, Orquesta Filarmónica de Buenos Aires, Orquesta Sinfónica de Minería, la Orquesta de la Radio Oslo, la Orquesta Sinfónica Nacional de Costa Rica y la Orquesta Sinfónica de Porto Alegre y la Texas Music Festival, entre otras. Carlos Spierer es Galardonado 2015 de las Lunas del Auditorio.

Su grabación de obras del compositor sueco Oscar Byström con la Orquesta Sinfónica de Gävle fue nombrada CD del Año 1998 en la Revista de la BBC. El disco del Primer Concierto de Paddington y Babar el Elefante de Poulenc, con la Sinfónica de Hamburgo, recibió el Echo Prize 1999. La grabación de conciertos para trombón con Olaf Ott ha sido un éxito en Japón.

Carlos Spierer se dedica a la enseñanza de Dirección de Orquesta. Ha dado cursos en Alemania, en la Universidad de Houston en Estados Unidos y en México a Directores Artísticos de las Orquestas Esperanza Azteca.

Paquito D'Rivera

Director de Orquesta


Paquito D' Rivera es reconocido tanto por su increíble forma de crear música, en especial el jazz latino, es un compositor innato lo que lo ha llevado a ganar múltiples premios a lo largo de carrera. Sin duda alguna es un músico que transmite alegría al escuchar sus canciones.

El 4 de junio de 1948 Paquito nació en La Habana, Cuba, su nombre completo es Francisco de Jesús Rivera Figueras, desde pequeño fue seducido por la música, es hijo del saxofonista y director de orquesta cubano Tito D'Rivera, a la edad de cinco años empezó a estudiar música.

Paquito se caracterizó como un chico talento en la música, tanto así que a la edad de 10 años tocó con la Orquesta del Teatro Nacional en el Conservatorio de Música de la Habana, después de 7 años se consolidó como solista con la Sinfónica Nacional de Cuba.

Aproximadamente en los últimos años de los setenta fue miembro fundador y Director Asociado del innovador ensamble musical Irakere, la música de Paquito se caracteriza por los múltiples cambios de estilo y en este proyecto es prueba de ello, contiene una mezcla de jazz, rock, música clásica y tradicional cubana, fue un éxito rotundo acompañado de una gira por América y Europa, siendo varias veces nominado al Premio Grammy y ganándolo en 1979.

En 1988 fue miembro fundador de la Orquesta de La Nación Unida, este proyecto tiene una fusión entre música latina y caribeña con el jazz. En 1991 D´Rivera recibió un reconocimiento por su trayectoria y contribución a la música latina.

Paquito ha grabado más de 30 discos en su carrera, en su extensa discografía Incluye conciertos con la Filarmónica y Sinfónica de Londres, la Filarmónica de Varsovia, la Sinfónica de Baltimore, la Filarmónica de Florida y la de Brooklyn.

Paquito ama absolutamente la música, prueba de ello son sus obras, le encanta mezclar ritmos y melodías afro-cubanas, con música latina, clásica y jazz, además de sus influencias de múltiples viajes a lo largo de los años.

Le han encargado crear numerosas obras, entre ellas composiciones de jazz para el Lincoln Center, para la Librería del Congreso, la Filarmónica de Rotterdam, el Cuarteto de Cuerdas Ying String, el Cuarteto de la Isla Turlte, la Sociedad Internacional Double Reed, la Universidad de Siracusa, el Cuarteto de Saxofón de Montreal Gerald Danovich y el Festival de Música Grant Park.

En las últimas décadas aparte de tocar con increíbles orquestas también cosechó varios premios, por ejemplo en el 2005 ganó el Premio NEA Jazz Masters fue condecorado con la Medalla de las Artes, y en el 2007 recibió el Reconocimiento a La Leyenda Viva del Jazz del Kennedy Center.

Por si fuera poco en el en 2010 fue homenajeado por Nelson A. Rockefeller y el Spelman College le otorgó el Premio Africano-Americano de Música Clásica. Paquito es acreedor de un record, es el primer artista en ganar Grammys Latinos en las categorías de Música Clásica y Jazz Latino.

Ha sido el Director de Programación de Jazz de la Sociedad de Música de Cámara de New Jersey y continúa como Director Artístico del Festival Internacional de Jazz de Punta del Este en Uruguay. Es considerado como Embajador Multinacional por promover la cultura del jazz y música latina.

Si te encanta la música de este increíble músico y quieres saber más de su vida puedes leer sus libros “My Sax Life” y “Oh, La Habana” donde cuenta sus experiencias musicales más importantes. Larga vida a Paquito D’Rivera por su vasta trayectoria.

Placido Domingo

Director de Orquesta


PALCIDO PLACIDO reconocido tanto por su increíble forma de crear música, en especial el jazz latino, es un compositor innato lo que lo ha llevado a ganar múltiples premios a lo largo de carrera. Sin duda alguna es un músico que transmite alegría al escuchar sus canciones.

Valery Gergiev

Director General y Artístico del Teatro


Valery Gergiev es Director General y Artístico del Teatro Mariinsky, Director Musical de la Orquesta Filarmónica de Munich, Co-Presidente del Comité Organizador del Concurso Internacional Tchaikovsky y Presidente del Festival Internacional de Edimburgo.

Funda y dirige los Festivales Gergiev en los Países Bajos, el Festival deSemana Santa de Moscú y el Festival Estrellas de las Noches Blancas en San Petesburgo. Desde la dirección del Teatro Mariinsky ha impulsado la carrera de numerosos cantantes de talla internacional. También se ha distinguido por haber auspiciado la remodelación del teatro así como la construcción de una sala de conciertos para 2,000 espectadores, conocido como Mariinsky II.

A partir de 2009, lanzó al mercado el sello discográfico Mariinsky, que a la fecha ha producido 30 cd´s que han sido aclamados por las audiencias y por la crítica internacional. Colabora con la Metropolitan Opera de Nueva York y la Orquestas Filarmónicas de Viena, Nueva York, Rotterdam y Scala de Milán. Ha recibido numerosos premios y condecoraciones en Rusia, Francia, Alemania, Italia, Japón, Polonia y los Países Bajos.

Yo-Yo Ma

Violonchelista


La carrera multifacética del chelista Yo-Yo Ma es muestra de su búsqueda continua para encontrar nuevos caminos de comunicarse con el público, así como de su deseo personal de renovación y crecimiento artístico. Mantiene un balance entre sus compromisos como solista con orquestas alrededor del mundo y sus recitales y actividades de música de cámara. Su discografía, de más de 90 discos, incluye 18 Premios Grammy.

Es el Director Artístico de la organización “Silkroad” (Ruta de la Seda), que fundó para promover conciertos y eventos multi-culturales en los que la educación, los negocios y las artes se unen para transformar al mundo. Más de 80 obras han sido comisionadas especialmente para el “Silk Road Ensemble”, grupo que organiza giras cada año. Yo-Yo Ma también ejerce el cargo de “Consultor Creativo Judson y Joyce Green” en el Instituto de Música Negaunee de la Orquesta Sinfónica de Chicago. Se ha enfocado en el poder de transformación personal que tiene la música, así como en aumentar la cantidad y variedad de oportunidades musicales que se le ofrece al público en sus comunidades.

Hijo de padres chinos, Yo-Yo Ma nació en París. Más tarde su familia se mudó a vivir a Nueva York. Inició sus estudios de violonchelo a los cuatro años de edad. Es egresado de la Escuela Juilliard y graduado de la Universidad de Harvard en 1976. Ha recibido numerosos reconocimientos, entre ellos el “Avery Fisher Prize” (1978), “La Medalla Nacional de las Artes” (2001) y “La Medalla Presidencial de la Libertad” (2010). En 2011, Yo-Yo Ma fue homenajeado por el Kennedy Center. Recientemente ingresó al Consejo de Administración del Aspen Institute.

Ha tocado para ocho Presidentes Americanos. La ocasión más reciente fue por invitación del Presidente Obama en la “56 Ceremonia Inaugural”. Información adicional se puede encontrar en: www.yo-yoma.com
www.silkroadproject.org
www.opus3artists.com

Samuel Zyman

Compositor


Profesor de Teoría Musical y Análisis en la afamada Escuela Juilliard de Nueva York, está reconocido hoy en día como uno de los principales compositores mexicanos en la escena internacional.

Los chelistas Yo-Yo Ma y Carlos Prieto presentaron la Suite para Dos Cellos de Zyman en dos extraordinarios conciertos en el Palacio de Bellas Artes en el corazón de la Ciudad de México el 11 y 12 de junio de 2007 ante una sala completamente llena. La Suite de Zyman fue "un banquete para los sentidos, en el que el quinto movimiento es un edificio musical lleno de magia, fantasía y matemáticas sonoras", escribió Pablo Espinosa en La Jornada. "Un compositor de su propio tiempo, Zyman también incorpora en su obra el legado de otras épocas, convirtiendo el diálogo entre estos instrumentos en una conversación entre amigos", dijo Xavier Quirarte en Milenio.

La música de Zyman se caracteriza por su intensa y vigorosa energía rítmica, su lirismo expresivo, y su frecuente uso del contrapunto imitativo casi jazzeado. Como lo señaló Allan Kozinn del New York Times, "en la pieza de Zyman Dos Movimientos en Uno (Two Motions in One Movement), el impresionismo y el jazz se entretejen entre sí como si fueran las ramas de una vid". Además de su vitalidad rítmica y su creativa expresividad melódica, la música de Zyman también se caracteriza por su lúcida concepción estructural y su atractiva fusión de elementos judíos y latinoamericanos. En su reseña de una ejecución del trío de Zyman para violín, ello y piano titulado Search, el crítico Punch Shaw del diario Star-Telegram de Fort Worth (Texas) comentó: "resultó irresistible de principio a fin y cumplió los objetivos del compositor con gran éxito".

Además de dos sinfonías, un Concierto para Orquesta (titulado Tres Laberintos Concertantes), varias otras obras orquestales, ocho conciertos con solista, canciones, un cuarteto de cuerdas y muchas otras obras de cámara (su catálogo incluye 60 obras en total), Zyman compuso la partitura sinfónica original de la críticamente aclamada película "La Otra Conquista" (www.theotherconquest.com), dirigida por Salvador Carrasco y producida por Alvaro Domingo. Dicha partitura fue grabada por la Academy of Saint-Martin-in-the-Fields bajo la dirección de David Snell, incluyendo el aria de Zyman "Mater Aeterna", interpretada por Plácido Domingo. Las obras de Samuel Zyman se puede escuchar en numerosos discos compactos de los sellos Island Records, I.M.P. Masters Urtext Digital Classics, Ambassador, Sony Classics, EMI, Quindecim, Albany Records y Naxos. Su música, publicada por la compañía Theodore Presser, se ha presentado en los Estados Unidos, Mexico, América Latina, Europa, Rusia, Nueva Zelandia y otros países por agrupaciones tales como la Orquesta Sinfónica de Dallas, la American Symphony Orchestra, la Orquesta Sinfónica Nacional de México y todas las principales orquestas mexicanas, la Orquesta Sinfónica Nacional de Argentina, La Orquesta Sinfónica de Oakland, la Paris Sinfonietta (Francia), y muchas otras. La Sonata para Flauta y Piano de Zyman está considerada una pieza importante del repertorio y se interpreta frecuentemente en todo el mundo.

Samuel Zyman nació en 1956 en la Ciudad de México, donde estudió piano (con María Teresa Castrillón) y dirección de orquesta (con Francisco Savín y Eduardo Díazmuñoz) en el Conservatorio Nacional de Música, y composición con el compositor mexicano Humberto Hernández Medrano. También estudió piano con el egendario Juan José Calatayud y con el flautista (miembro de la OFUNAM) Héctor Jaramillo. Obtuvo los grados de maestría y doctorado en composición de la Escuela Juilliard en Nueva York, donde estudió con los compositores americanos Stanley Wolfe, Roger Sessions y David Diamond. Además de numerosos encargos, Samuel Zyman ha recibido varios donativos Meet-the-Composer, el Diploma de la Sociedad Mexicana de Críticos de Teatro y Música, nombrándolo Compositor más Destacado del Año (1992) Medalla Mozart por sus sobresalientes logros en el ámbito de la música, otorgada por la Embajada de Austria en México.

En 2012 se estrenó la obra Abanicos para Orquesta de Zyman en Guanajuato, con de la Orquesta Sinfónica Sinaloa de las Artes bajo la dirección de Gordon Campbell, escrita para celebrar el 40 aniversario del Festival Cervantino. En 2014 la Orquesta Sinfónica Nacional de México, bajo la batuta de Carlos Miguel Prieto, estrenó Fanfarria y Fantasía para Orquesta de Zyman en el Palacio de Bellas Artes, dentro del Concierto de Gala para celebrar el 80 aniversario de la inauguración del propio Palacio de Bellas Artes, evento para el cual la obra fue escrita especialmente por encargo del Instituto Nacional de Bellas Artes. En ese mismo año, los chelistas Carlos Prieto y Yo-Yo Ma y los guitarristas Jaime Márquez y Antonio López Palacios estrenaron la Suite para Dos Cellos y Dos Guitarras de Zyman dentro del concierto conmemorativo del 50 aniversario del Museo Nacional de Antropología, presentado en el patio central del museo. Y en diciembre de 2014 se estrenó la obra Viento, Agua, Piedra de Zyman, cuyo texto es el homónimo poema de Octavio Paz, dentro del concierto Letras y Notas del Siglo en el Centro Cultural Roberto Cantoral. En dicho concierto se celebró el centenario del natalicio de Octavio Paz y de otros escritores y poetas mexicanos, con estrenos de obras de los compositores mexicanos Arturo Márquez, Javier Alvarez y Eduardo Angulo.